El Almez y las Almecinas de Vizcable

Una de nuestras casas rurales se llama La Casilla del Almez. Este nombre se lo pusieron en su construcción en la década de los 50’s, durante la construcción del Canal del Taibilla. Según los ancianos del lugar, fue por un pequeño almez que había al lado de la casa. Sesenta años después, este pequeño árbol se ha convertido en un gigante, con un porte envidiable, que da una sombra especial a la casa.

El árbol del almez

El almez se conoce en otros lugares como almecino, lidón o lironero.

El fruto del almez es la almecina, un pequeño fruto del tamaño de un guisante, que al principio es verde y conforme va madurando pasa al marrón oscuro, casi negro.

En otras zonas madura al final del verano, pero en Vizcable, que por la temperatura va un poco más retrasado, madura a partir de noviembre.

En este último viaje a nuestras casas rurales en Vizcable, lo he visto ya en plena maduración.

Recuerdos de las almecinas de Vizcable

Ver el almez en su mejor época, me ha recordado tiempos felices de la infancia: cuando recogíamos las almecinas para comérnoslas los domingos en el cine, y después lanzar los huesos con un pequeño canuto que conseguíamos de la zapatería y del mercadillo. Ese palito que llevaban los zapatos nuevos dentro para mantenerse rectos, nos hacía de cervatana hasta que el acomodador nos descubría y “amablemente” (cogidos de una oreja) nos “invitaba” a salir del cine. ¡Qué tiempos!

¿Para qué se utilizan las almecinas?

Aparte de servir para este tipo de entretenimiento infantil, la almecina tiene otras propiedades: es astringente y antidiarréica, y con su pulpa se pueden preparar mermeladas. Además, puestos los frutos en cocción y bebido su caldo se ha usado como alivio para dolores menstruales.

Tiene un sabor dulzón muy agradable (pero ojo, cuando está madura). Si le falta maduración, su sabor es como un caqui verde.

¡Ah! Un consejo: coged las almecinas del árbol, nunca cojáis las que se han caído al suelo. La explicación es sencilla: tienen un parecido asombroso con los excrementos de oveja…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La madera del almez

El almez es un árbol apreciado por su madera de tono claro, que se utiliza para hacer herramientas de usos agrícolas: palas, horcas, mangos para azadas, hachas etc. Es una madera dura y que pesa poco, por lo que también se usa para hacer los conocidos garrotes de los pastores, bastones, horquillas, ganchos etc. Todo un aliado para los agricultores.

En el próximo viaje a las casas rurales de Vizcable voy a cortar una vara de almez, que según los entendidos de la aldea se debe hacer en invierno (cuando la savia está quieta) y me fabricaré un bastón para los paseos por la naturaleza.

Por | Jose Manuel Blázquez

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Casilla del Almez, Vizcable y su entorno

Una respuesta a “El Almez y las Almecinas de Vizcable

  1. Pingback: ¿Cómo c… le ponemos a la empresa familiar? | Lorena Blazquez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s